Apéndice A. Introducción a la creación de particiones

Nota

Este apéndice no se aplica necesariamente a las arquitecturas que no están basadas en x86. Sin embargo, los conceptos generales mencionados aquí pueden ser pertinentes.
Este apéndice no se aplica necesariamente a las arquitecturas que no están basadas en x86. Sin embargo, los conceptos generales mencionados aquí pueden ser pertinentes.
Si se siente relativamente cómodo con sus conocimientos acerca de las particiones de los discos, puede ir directamente a la Sección A.1.4, “Dejar espacio para Red Hat Enterprise Linux”, para obtener mayor información sobre el proceso de liberación de espacio de disco para preparar una instalación de Red Hat Enterprise Linux. Esta sección también trata acerca del esquema de nomenclatura de particiones utilizada por los sistemas Linux, cómo se comparte espacio con otros sistemas operativos y otros temas relacionados.

A.1. Conceptos básicos sobre el disco duro

Los discos duros cumplen una función muy sencilla -- pueden contener datos y recuperarlos de manera segura si se lo pedimos.
Al discutir temas sobre el particionamiento de discos. es importante conocer un poco el hardware. Desafortunadamente es fácil llenarse de detalles. Por tal motivo, este apéndice utiliza un diagrama simplificado del disco que ayudará a entender qué es lo que realmente pasa con el disco mientras se realiza una partición. La Figura A.1, “Unidad de disco sin usar” muestra un dispositivo de disco sin usar.
Unidad de disco sin usar

Figura A.1. Unidad de disco sin usar

No hay mucho que añadir. Sin embargo, si hablamos de discos duros a nivel básico el asunto cambia. Supongamos que queremos guardar unos datos en un disco. Según están las cosas, no funcionará. Tenemos que hacer algo antes.

A.1.1. No depende de lo que se escribe, sino de cómo se escribe

Los usuarios experimentados probablemente ya habrán ejecutado estas operaciones. Es necesario dar formato al disco. Al formatear (conocido como "la creación de un sistema de archivos") se escribe información en el disco, ordenando el espacio vacío en un disco sin formato.
Unidad de disco con un sistema de ficheros

Figura A.2. Unidad de disco con un sistema de ficheros

La Figura A.2, “Unidad de disco con un sistema de ficheros” implica que el orden impuesto por un sistema de archivos supone algunos sacrificios:
  • Un pequeño porcentaje del espacio disponible de disco sirve para almacenar los datos relativos al sistema de archivos y puede considerarse como sobrecarga.
  • Un sistema de archivos divide el espacio restante en segmentos pequeños. Para Linux, estos segmentos se conocen como bloques. [13]
Puesto que los sistemas de ficheros hacen posibles cosas como la creación de archivos y directorios, estas concesiones son aceptadas como pequeños precios que hay que pagar.
También es importante anotar que no hay un sistema de archivos único y universal. Como se muestra en Figura A.3, “Unidad de disco duro con un sistema de ficheros diferente”, un disco puede tener uno o más sistemas de archivos diferentes. Como podrá imaginar, distintos sistemas de archivos tienden a ser incompatibles entre ellos; es decir que un sistema operativo que soporta un tipo de sistema de archivos (o más) no necesariamente soportará otro sistema de archivos diferente. Sin embargo, lo que acabamos de decir no es una ley exacta. Por ejemplo, Red Hat Enterprise Linux soporta una amplia variedad de sistemas de archivos (incluyendo los más comunes soportados por otros sistemas operativos) que simplifica el intercambio de datos entre sistemas de archivos diferentes.
Unidad de disco duro con un sistema de ficheros diferente

Figura A.3. Unidad de disco duro con un sistema de ficheros diferente

Escribir un sistema de ficheros es sólo el principio. El objetivo de este proceso es realmente el de almacenar y recuperar datos. Observe como queda su unidad tras la escritura de algunos ficheros.
Unidad de disco duro con datos escritos

Figura A.4. Unidad de disco duro con datos escritos

Como se muestra en Figura A.4, “Unidad de disco duro con datos escritos”, algunos de los bloques que antes estaban vacíos, ahora contienen datos. Sin embargo, no podemos establecer exactamente cuántos archivos se encuentran en este disco; podría ser uno o muchos puesto que todos los archivos utilizan por lo menos un bloque e incluso algunos utilizan varios. Otro aspecto importante a observar es que los bloques utilizados no tienen que formarnecesariamente una región contigua; los bloques utilizados y los que no pueden encontrarse entremezclados. Este concepto se conoce como fragmentación. La fragmentación puede realizar un papel muy importante cuando se trata de cambiar el tamaño de una partición existente.
Con el paso del tiempo y el avance de las tecnologías relacionadas con el ordenador, también las unidades de disco han cambiado. En concreto, han cambiado de una forma específica -- los discos son más grandes. No grandes por tamaño, sino por capacidad. Y ha sido esta capacidad la que ha llevado a un cambio en la manera en que se utilizan los discos.

A.1.2. Particiones: Convertir un disco en muchos otros

Como las unidades de disco aumentan su capacidad, algunas personas llegadas a este punto se preguntan si es conveniente tener todo ese espacio formateado junto. Esta forma de pensar ha sido debatida por diversas tesis, algunas filosóficas, otras técnicas. Bajo el punto de vista filosófico, parece que el espacio añadido en un disco de tamaño más grande, crea sólo confusión. Bajo el punto de vista técnico se defiende que algunos sistemas de ficheros nunca han sido proyectados para soportar discos de este tamaño. O bien, que los sistemas de ficheros podían soportar discos más grandes, pero el tamaño que ocuparía el sistema de ficheros es excesivo.
La solución a este problema ha sido la de partir los discos creando más particiones. Se puede acceder a cada partición como si fuese un disco a parte. Esto se hace por medio de una tabla de particiones.

Nota

Aunque los diagramas de este capítulo muestran la tabla de particiones separada de la restante parte del disco, en realidad no es así. La tabla de particiones se guarda al comienzo del disco, antes de cualquier dato o sistema de ficheros. Sin embargo, para ser más claros la mantendremos separada.
Disco duro con tabla de particiones

Figura A.5. Disco duro con tabla de particiones

Como se muestra en Figura A.5, “Disco duro con tabla de particiones”, la tabla de particiones está dividida en cuatro secciones o cuatro particiones primarias. Una partición primaria es una partición en un disco duro que puede contener solamente una unidad lógica (o sección). Cada sección puede contener la información necesaria para definir una sola partición, lo que quiere decir que la tabla de particiones puede definir hasta cuatro particiones.
Cada elemento de la tabla de las particiones contiene importantes características relativas a la partición:
  • Los puntos en el disco donde la partición empieza y termina.
  • Si la partición está "activa".
  • El tipo de partición.
Observe detenidamente estas características. Los puntos de comienzo y de fin realmente definen el tamaño de las particiones y su posición en el disco. El indicador "active" es utilizado por algunos gestores de arranque de sistemas operativos. En otras palabras, el sistema operativo en la partición definida como "active" es el que arranca.
El tipo de partición puede crear confusión. El tipo es un número que define previamente el uso que se hará de la partición. Si esto le parece un poco extraño es porque incluso el significado del tipo de partición es un poco vago. Algunos sistemas operativos utilizan un tipo de partición para detectar un tipo específico de sistema de archivos, para asociar la partición a un sistema operativo, para indicar que la partición contiene un sistema operativo que puede iniciarse o para una combinación de los tres.
Seguramente se preguntará cómo se puede usar normalmente toda esta complejidad adicional. Consulte la Figura A.6, “Disco duro con una sola partición” como ejemplo.
Disco duro con una sola partición

Figura A.6. Disco duro con una sola partición

En muchos casos hay una única partición que ocupa todo el disco. La tabla de las particiones en este caso muestra sólo un elemento y se encuentra al comienzo de la partición.
Hemos llamado a esta partición como si fuera de tipo "DOS". Aunque éste es sólo uno de los posibles tipos de particiones enumerados en la Tabla A.1, “Tipos de particiones”, es apropiado para nuestra discusión.
Tabla A.1, “Tipos de particiones”, contiene una lista de los tipos de particiones de más conocidas (y oscuras), junto con sus valores numéricos hexadecimales.

Tabla A.1. Tipos de particiones

Tipo de partición Valor Tipo de partición Valor
Vacío 00 Novell Netware 386 65
DOS 12-bit FAT 01 PIC/IX 75
XENIX root 02 Old MINIX 80
XENIX usr 03 Linux/MINUX 81
DOS 16-bit <=32M 04 Linux swap 82
Ampliado 05 Linux native 83
DOS 16-bit >=32 06 Linux ampliado 85
OS/2 HPFS 07 Amoeba 93
AIX 08 Amoeba BBT 94
AIX de arranque 09 BSD/386 a5
Gestor de arranque OS/2 0a OpenBSD a6
Win95 FAT32 0b NEXTSTEP a7
Win95 FAT32 (LBA) 0c BSDI fs b7
Win95 FAT16 (LBA) 0e BSDI swap b8
Win95 Ampliado (LBA) 0f Syrinx c7
Venix 80286 40 CP/M db
Novell 51 acceso de DOS e1
PReP Boot 41 DOS R/O e3
GNU HURD 63 DOS secondary f2
Novell Netware 286 64 BBT ff

A.1.3. Particiones en el interior de particiones -- Una introducción a las particiones ampliadas.

El paso del tiempo ha evidenciado el hecho de que cuatro particiones no bastan. Al crecer las dimensiones de los discos duros, se ha vuelto siempre más común la utilización de particiones de tamaño considerable y a pesar de ello es normal que quede espacio libre en el disco. Era necesario buscar soluciones nuevas para crear más particiones.
Ingrese la partición extendida. Como lo habrá visto en la Tabla A.1, “Tipos de particiones”, hay una partición de tipo "Extendida". Es un tipo de partición que representa el núcleo de las particiones extendidas.
Cuando se crea una partición y se configura como "Extendida", se crea una tabla de las particiones extendidas. En esencia, una partición extendida es como una unidad de disco con todas sus características —. Tiene una tabla que señala una o más particiones (ahora llamadas Particiones lógicas, en oposición a las cuatro Particiones primarias) contenidas por completo en el interior de la misma partición extendida. La Figura A.7, “Unidad de disco con partición ampliada” muestra una unidad de disco con una partición primaria que contiene dos particiones lógicas (junto con el espacio libre no dividido).
Unidad de disco con partición ampliada

Figura A.7. Unidad de disco con partición ampliada

Como puede verse en esta figura, hay diferencia entre particiones lógicas y primarias — sólo pueden existir cuatro particiones primarias, sin embargo, no hay ningún límite para el número de particiones lógicas que pueden existir. No obstante, debido a la forma en que se accede a las particiones en Linux, no es una buena idea intentar crear más de 12 particiones en la misma unidad.
Ahora que hemos tratado en general el tema de las particiones, revisemos cómo podemos utilizar estos conocimientos para instalar Red Hat Enterprise Linux.

A.1.4. Dejar espacio para Red Hat Enterprise Linux

La lista siguiente presenta algunos escenarios posibles que se puede encontrar durante la creación de particiones en el disco:
  • Existe espacio libre disponible sin particiones
  • Disponibilidad de una partición sin usar
  • Hay espacio libre disponible en una partición utilizada activamente
Veamos estos casos por orden.

Nota

Tenga en cuenta que las imágenes que se muestran a continuación han sido simplificadas para que queden más claras y no muestran la distribución exacta de las particiones que encontrará durante la instalación de Red Hat Enterprise Linux.

A.1.4.1. Uso del espacio libre no particionado

En este caso, las particiones ya definidas no ocupan el disco por completo, dejan un espacio sin asignar que no hace parte de ninguna partición definida. La Figura A.8, “Unidad de disco con espacio libe sin particionar”, ilustra este caso.
Unidad de disco con espacio libe sin particionar

Figura A.8. Unidad de disco con espacio libe sin particionar

En Figura A.8, “Unidad de disco con espacio libe sin particionar”, 1 representa una partición indefinida con espacio sin asignar y 2 representa una partición definida con espacio asignado.
Un disco que no ha sido utilizado puede también puede incluirse en esta categoría; la única diferencia es que todo el espacio está libre y no pertenece a ninguna partición definida.
En cualquier caso, se pueden crear las particiones necesarias del espacio no utilizado. Infortunadamente, esta situación, aún cuando es muy sencilla, no es muy probable (a menos que haya comprado un disco nuevo sólo para Red Hat Enterprise Linux). La mayoría de los sistemas operativos pre-instalados están configurados para ocupar todo el espacio disponible del disco duro (consulte la Sección A.1.4.3, “Uso del espacio libre de una partición activa”).
Veamos una situación un poco más habitual.

A.1.4.2. Uso del espacio de una partición no utilizada

En este caso, puede ser que tenga una o más particiones que ya no utiliza. Quizás había utilizado otro sistema operativo y la partición (o las particiones) que le había asignado no se utilizará más. La Figura A.9, “Unidad de disco con una partición no utilizada” ilustra este caso.
Unidad de disco con una partición no utilizada

Figura A.9. Unidad de disco con una partición no utilizada

En la Figura A.9, “Unidad de disco con una partición no utilizada”, 1 representa un partición sin usar y 2 representa la reasignación de una partición sin usar para Linux.
Si se encuentra en esta situación, puede utilizar el espacio asignado para la partición no utilizada. En primer lugar tendrá que borrar la partición y luego crear la(s) particion(es) Linux necesaria. Puede borrar la partición inutilizada y crear manualmente nuevas particiones durante el proceso de instalación.

A.1.4.3. Uso del espacio libre de una partición activa

Esta es la situación más común. Infortunadamente es también la más difícil de manejar. De hecho, el problema es que, aunque tenga bastante espacio libre, éste está ocupado por una partición que ya ha sido utilizada. Si ha comprado un ordenador con programas pre-instalados (incluido el sistema operativo), probablemente el disco duro tendrá una gran partición que contiene todos los datos y el sistema operativo.
Aparte de añadir un nuevo disco duro a su sistema, tendrá dos posibles soluciones:
Reparticionamiento destructivo
Haga lo siguiente: borre la partición única y cree particiones más pequeñas. Como puede imaginar, todos los datos que tenía en la partición original se destruirán. Esto significa que se debe hacer una copia de seguridad. Por su bien, haga dos copias de seguridad, utilice verificación (si está disponible en su software de respaldo) e intente leer los datos desde sus copias antes de borrar la partición.

Aviso

Si había un sistema operativo instalado en la partición, deberá volver a instalarlo. Sepa que algunos ordenadores vendidos con sistemas operativos preinstalados, no incluyen CD-ROM(s) para reinstalar el sistema operativo inicial. Es conveniente que compruebe si es éste el caso de su sistema antes de destruir su partición original y la instalación de su sistema operativo.
Después de haber creado una partición más pequeña para el sistema operativo existente, podrá reinstalar cualquier software, recuperar sus datos e iniciar su instalación de Red Hat Enterprise Linux. La Figura A.10, “Disco duro particionado de forma destructiva” muestra esta operación.
Disco duro particionado de forma destructiva

Figura A.10. Disco duro particionado de forma destructiva

En la Figura A.10, “Disco duro particionado de forma destructiva”, 1 representa la partición antes y 2 representa la partición después.

Aviso

Como se muestra en la Figura A.10, “Disco duro particionado de forma destructiva”,¡toda la información presente en la partición original se perderá si no se hace una copia de seguridad!
Reparticionamiento no-destructivo
Podrá ejecutar un programa que hace lo que parece imposible: reduce una partición sin perder ninguno de los archivos contenidos. Muchos usuarios encuentran este método seguro sin que plantee demasiados problemas. ¿Qué software debería usar para cumplir con esta tarea? Hay varios programas de gestión del disco duro disponibles en el mercado; tendrá que buscar el que mejor se adapte a su situación.
Aunque el proceso de reparticionamiento no destructivo es bastante fácil, hay un número de pasos a seguir:
  • Comprimir y hacer copias de seguridad de los datos existentes
  • Redimensionar la partición actual
  • Creación de una nueva partición (o varias).
Veamos cada paso con más detalle.
A.1.4.3.1. Comprimir los datos existentes
Como se muestra en la Figura A.11, “Disco duro durante la compresión”, el primer paso es comprimir los datos de la partición actual. La razón de esta operación es la de reorganizar los datos para maximizar el espacio libre disponible al "final" de la partición.
Disco duro durante la compresión

Figura A.11. Disco duro durante la compresión

En la Figura A.11, “Disco duro durante la compresión”, 1 representa el antes y 2 representa el después.
Este paso es crucial; sin él, la posición de sus datos podría impedir que la partición se redimensione de acuerdo con el tamaño deseado. Observe que, por una u otra razón, algunos datos no pueden ser desplazados. Si éste es el caso (y es imposible la creación de la nueva partición), se verá forzado a realizar un particionamiento destructivo.
A.1.4.3.2. Redimensionar la partición actual
La Figura A.12, “Disco duro con una partición redimensionada”, muestra el proceso del cambio de tamaño. El resultado final del cambio de tamaño puede variar según el software utilizado, pero en muchos casos el espacio que ha quedado libre sirve para crear una partición sin formato del mismo estilo de la partición original.
Disco duro con una partición redimensionada

Figura A.12. Disco duro con una partición redimensionada

En la Figura A.12, “Disco duro con una partición redimensionada”, 1 representa el antes y 2 representa el después.
Es importante comprender qué hace el software para redimensionar las particiones con el espacio libre en el disco, para que así pueda tomar los pasos adecuados. En el caso que le hemos mostrado, sería mejor borrar la nueva partición DOS y crear las particiones para Linux.
A.1.4.3.3. Creación de una nueva partición (o varias).
Como lo indica el paso anterior, puede ser o no necesario crear nuevas particiones. Sin embargo, a menos que su software tenga en cuenta la existencia de Linux, lo más probable es que necesite eliminar la partición que fue creada durante el proceso de redimensionamiento. Vea la Figura A.13, “Disco duro con la configuración definitiva de particiones”.
Disco duro con la configuración definitiva de particiones

Figura A.13. Disco duro con la configuración definitiva de particiones

En la Figura A.13, “Disco duro con la configuración definitiva de particiones”, 1 representa el antes y 2 representa el después.

Nota

La siguiente información es sólo para computadores basados en x86.
Como una conveniencia para el usuario, proporcionamos la herramienta parted, un programa disponible libremente para redimensionar particiones.
Si decide reparticionar su disco duro con parted, es importante que usted esté familiarizado con el almacenamiento en disco y de que haga copias de seguridad de los datos de su computador. Haga dos copias de toda la información importante que tiene en su computador. Dichas copias tendrá que hacerlas en dispositivos extraíbles (como cintas magnéticas, CD-ROM o disquetes) y antes de empezar tendrá que averiguar si pueden ser legibles.
Si elige utilizar parted, tenga cuidado ya que después de haber lanzado parted obtendrá dos particiones: la que ha cambiado de tamaño y la parted que ha creado en el espacio que la primera ha dejado libre. Si su objetivo es el de utilizar este espacio para instalar Red Hat Enterprise Linux, tendrá que borrar la partición que acaba de crear, bien sea utilizando una herramienta de particionamiento bajo el sistema operativo actual o configurando las particiones durante la instalación.

A.1.5. Ficha de los nombres para las particiones

Linux hace referencia a las particiones del disco duro mediante una combinación de números y letras que pueden ser confusos, especialmente si usted está acostumbrado a referirse a la "unidad C" para los discos duros y sus particiones. En el mundo DOS/Windows, las particiones se nombran de acuerdo con el siguiente método:
  • Cada tipo de partición es controlada para determinar si puede ser leída por DOS/Windows.
  • Si el tipo de partición es compatible, se le asigna una letra. Las letras de los discos empiezan por la "C" y van pasando a letras sucesivas, dependiendo del número de particiones a etiquetar.
  • La letra del disco puede ser utilizada para referirse tanto a esta partición como al sistema de ficheros contenido en esta partición.
Red Hat Enterprise Linux usa un esquema de nombres que es mucho más flexible y contiene mucha más información que el que usan otros sistemas operativos. Este esquema está basado en nombres de archivos y tiene nombres de la siguiente forma /dev/xxyN.
Cómo se descifra el esquema del nombre de la partición:
/dev/
Este es el nombre de un directorio en el que están todos los archivos de los dispositivos. Puesto que las particiones residen en discos duros y los discos duros son dispositivos, los archivos que representan todas las posibles particiones están contenidos en /dev/.
xx
Las dos primeras letras del nombre de la partición se refieren al tipo de dispositivo en el que se reside la partición, usualmente eshd (para discos IDE), o sd (para discos SCSI).
y
Esta letra indica en qué dispositivo está la partición. Por ejemplo, /dev/hda (el primer disco duro IDE) o /dev/sdb (el segundo disco duro SCSI).
N
El número que aparece al final indica la partición. Las cuatro primeras particiones (primarias o ampliadas) se enumeran a partir de 1 hasta 4. Las particiones lógicas empiezan en 5. Por ejemplo, /dev/hda3 es la tercera partición primaria o ampliada en el primer disco IDE; /dev/sdb6 es la segunda partición lógica en el segundo disco SCSI.

Nota

No hay ninguna parte de esta convención que se base en el tipo de partición; a diferencia de DOS/Windows, todas las particiones pueden identificarse bajo Red Hat Enterprise Linux. Por supuesto, esto no quiere decir que Red Hat Enterprise Linux puede acceder a los datos en cualquier tipo de partición, pero en muchos casos es posible acceder a los datos de particiones dedicadas a otros sistemas operativos.
Tenga en mente esta información; le facilitará las cosas a la hora de configurar las particiones que Red Hat Enterprise Linux necesita.

A.1.6. Particiones y otros sistemas operativos

Si sus particiones de Red Hat Enterprise Linux están compartiendo un disco duro con particiones usadas por otros sistemas operativos, la mayoría de las veces no tendrá ningún problema. Sin embargo, hay ciertas combinaciones de Linux y otros sistemas operativos que requieren cuidado adicional.

A.1.7. Particiones en el disco y puntos de montaje

Muchos nuevos usuarios de Linux encuentran problemas en la forma de utilizar las particiones bajo Linux. En DOS/Windows el asunto es relativamente sencillo. Cada partición una "letra de unidad". De este modo, puede utilizar esta letra para referirse a archivos y directorios en la partición correspondiente.
Es totalmente diferente a la forma como Linux maneja las particiones y, de hecho, con el almacenamiento de discos en general. La mayor diferencia está en que cada partición se utiliza para formar parte del almacenamiento necesario para soportar un único conjunto de archivos y directorios. Esto se hace asociando a cada partición con un directorio a través de un proceso conocido como montaje. Montar una partición quiere decir hacer su contenido disponible en el directorio especificado (conocido como un punto de montaje).
Por ejemplo, si se monta la partición /dev/hda5 en /usr, esto quiere decir que todos los archivos y los directorios bajo /usr estarían físicamente en /dev/hda5. Por eso, el archivo /usr/share/doc/FAQ/txt/Linux-FAQ estaría en /dev/hda5 , pero no el archivo /etc/gdm/custom.conf.
Siguiendo con este ejemplo, también es posible que uno o más directorios bajo /usr sean los puntos de montaje para otras particiones. Por ejemplo, una partición como /dev/hda7, podría estar montada en /usr/local/, lo que significa que, /usr/local/man/whatis estaría en /dev/hda7 y no en /dev/hda5.

A.1.8. ¿Cuántas particiones?

En este punto del proceso de preparación de la instalación de Red Hat Enterprise Linux, se tendrá que considerar el número y el tamaño de las particiones que serán utilizadas por el nuevo sistema operativo. La pregunta "¿Cuántas particiones?" sigue dividiendo en dos el mundo de Linux y, sin que esté a la vista el fin de esta discusión, es posible decir que probablemente hay tantas posibilidades de particiones como personas debatiendo el asunto.
Teniendo en cuenta lo anterior, le aconsejamos que, a menos que tenga una razón diferente para hacerlo de otro modo, cree las siguientes particiones: swap, /boot/ (o una partición /boot/efi/ para sistemas Itanium), una partición /var/ para sistemas Itanium y / (root).
Para obtener más información, consulte la Sección 9.15.5, “Esquema de particionamiento recomendado”.


[13] . A diferencia de nuestra ilustración, los bloques son en realidad consistentes en tamaño. Tenga en cuenta que una unidad de disco contiene miles de bloques. Pero para propósitos de esta discusión, por favor ignore estas discrepancias menores.