Capítulo 39. Eliminando Red Hat Enterprise Linux de sus sistemas basados en x86.

Aviso

Si tiene información de Red Hat Enterprise Linux que quiera conservar, haga una copia de seguridad antes de proseguir. Guarde su información en CD, DVD, disco duro externo u otro dispositivo de almacenamiento.
Por precaución, también realice una copia de seguridad de los datos de cualquier otro sistema operativo que tenga instalado en ese equipo. Nadie está a salvo de cometer errores, y un error puede causar la pérdida de todos sus datos.
Si realiza el copia de seguridad de sus datos mediante Red Hat Enterprise Linux, y piensa utilizarlos en otro sistema operativo, asegúrese de que el medio de almacenamiento en donde los va a colocar, pueda ser leído por el otro sistema operativo. Por ejemplo, Microsoft Windows (a no ser que se le instalen programas específicos), no puede leer discos duros externos que hayan sido formateados con Red Hat Enterprise Linux para utilizar sistemas de archivos tipo ext2, ext3 o ext4.
Para desinstalar a Red Hat Enterprise Linux de un equipo basado en una arquitectura x86, se debe eliminar la información del gestor de arranque de Red Hat Enterprise Linux contenida en el registro maestro de arranque (Master Boot Record, o MBR), y eliminar cualquier partición que contenga el sistema operativo. El método para eliminar a Red Hat Enterprise Linux de su equipo depende de si Red Hat Enterprise Linux es el único sistema operativo instalado en el equipo, o si está configurado para tener la posibilidad de arrancar en forma dual con Red Hat Enterprise Linux y algún otro sistema instalado.
Estas instrucciones no pueden explicar todas y cada una de las posibles configuraciones de un equipo. Si su equipo está configurado para tener la posibilidad de arrancar con tres o más sistemas operativos, o posee un esquema de particiones extremadamente complejo, utilice las secciones que vendrán como una guía de orientación general para eliminar particiones, y las herramientas que para ello puede utilizar. En esquemas de particionamiento complejos, o con varios sistemas operativos instalados, también va a necesitar aprender a configurar el gestor de arranque que piensa utilizar. Vea Apéndice E, El gestor de arranque GRUB para una introducción general al respecto, pero tenga en cuenta que tal vez no encuentre instrucciones específicas, puesto que ellas están más allá de los propósitos de este documento.

Importante

Fdisk, la herramienta de particionamiento provista por MS-DOS y Microsoft Windows, no puede eliminar el sistema de archivos utilizado por Red Hat Enterprise Linux. Las versiones MS-DOS y de Windows anteriores a Windows XP (con excepción de Windows 2000), no tienen otra forma de eliminar particiones. Consulte la Sección 39.3, “Remplazar a Red Hat Enterprise Linux por MS-DOS o versiones anteriores de Microsoft Windows” para conocer métodos alternativos de eliminación de particiones utilizados con MS-DOS y estas versiones de Windows.

39.1. Red Hat Enterprise Linux es el único sistema operativo en la computadora

Si el único sistema operativo instalado en su equipo es Red Hat Enterprise Linux, utilice el medio de instalación de cualquier otro sistema operativo para eliminarlo. Ejemplos de instalación de otros sistemas operativos incluyen el CD de instalación de Windows XP, el DVD de instalación de Windows Vista, el CD o los CD de instalación o DVD de cualquier otra distribución Linux.
Fíjese que algunos fabricantes de computadoras que venden sus equipos con alguna versión de Microsoft Windows ya instalada, no por ello entregan junto con el equipo el CD o DVD de instalación de Windows. Este tipo de fabricantes, a veces, suelen entregar un "disco de recuperación", o tienen instalado en el equipo algún tipo de software que le permite crear al usuario su propio "disco de recuperación", cuando se inicia por vez primera. En algunos casos, este software que permite al sistema operativo del equipo repararse, o reinstalarse en su totalidad, se encuentra alojado en una partición separada del disco duro. Si no puede identificar el medio de instalación para el sistema operativo preinstalado en su equipo, consulte la documentación provista con él, o contacte a su fabricante.
Cuando coloque el medio de instalación para el sistema operativo seleccionado:
  1. Respalde cualquier información que quiera conservar.
  2. Apague la computadora.
  3. Arranque su computadora con el disco de instalación para remplazar el sistema operativo.
  4. Siga los indicadores que se van presentando a lo largo del proceso de instalación. Windows, OS X y la mayoría de los discos de instalación de Linux le permiten dividir manualmente su disco duro durante el proceso de instalación, o le ofrecerán la opción de eliminar todas las particiones e iniciar un nuevo diseño de particiones. En este punto, elimine las particiones existentes que el programa de instalación ha detectado, o permita al instalador eliminarlas automáticamente. El medio de "recuperación del sistema" para equipos preinstalados con Microsoft Windows podría crear automáticamente una partición predeterminada, sin que usted intervenga en el proceso.

    Aviso

    Si su equipo posee un software de recuperación almacenado en una partición de disco duro, tenga cuidado al eliminar alguna partición durante la instalación de un nuevo sistema operativo. Bajo estas circunstancias, podría destruir la partición que guarda el software de recuperación del sistema operativo originalmente instalado.