F.2.2. El gestor de arranque

F.2.2.1. El gestor de arranque GRUB para sistemas x86

El sistema carga a GRUB en memoria, ya sea dirigido por la primera etapa del gestor de arranque en el caso de sistemas equipados con BIOS o leído directamente de una partición de sistema EFI en el caso de sistemas equipados con UEFI.
GRUB tiene la ventaja de poder leer los sistemas de archivos ext2, ext3 y ext4 [15] particiona y carga su archivo de configuración — /boot/grub/grub.conf (para BIOS) o /boot/efi/EFI/redhat/grub.conf (para UEFI) — en el momento de arranque. Consulte la Sección E.7, “Archivo de configuración de menú de GRUB” para obtener mayor información sobre cómo modificar este archivo.

Importante

El gestor de cargaGRUB en Red Hat Enterprise Linux 6 soporta sistemas de archivo ext2, ext3, y ext4. No soporta sistemas de archivos tales como VFAT, Btrfs o XFS. Además GRUB no soporta LVM.
Una vez que la segunda etapa del gestor de arranque se encuentra en la memoria, presenta al usuario una pantalla gráfica que muestra los diferentes sistemas operativos o kernel para los que ha sido configurado para arrancar (cuando actualiza el kernel, el archivo de configuración del gestor de arranque se actualiza de forma automática). En esta pantalla el usuario puede usar las flechas direccionales para escoger el sistema operativo o kernel con el que desea arrancar y presionar la tecla Enter. Si no presiona ninguna tecla, el gestor de arranque carga la selección predeterminada después de un período de tiempo de espera configurable.
Una vez que el gestor de arranque de la segunda etapa haya determinado qué kernel arrancar, localizará el binario del kernel correspondiente en el directorio /boot/. El kernel binario es llamado mediante el siguiente formato del archivo — /boot/vmlinuz-<kernel-version> (donde <kernel-version> corresponde a la versión del kernel especificada en las configuraciones del gestor de arranque).
Para obtener instrucciones sobre cómo utilizar el gestor de arranque para dar argumentos de línea de comandos al kernel, consulte el Apéndice E, El gestor de arranque GRUB. Para mayor información sobre el cambio de nivel de ejecución en el indicador del gestor de arranque, consulte la Sección E.8, “Cambio de niveles de ejecución en tiempo de arranque”.
El gestor de arranque luego coloca una o más de las imágenes initramfs en la memoria. initramfs es utilizado por el kernel para cargar controladores y módulos necesarios para arrancar el sistema. Esto es muy importante si los discos duros SCSI están presentes o si los sistemas usan el sistema de archivos ext3 o ext4.
Una vez que el kernel y la imagen initramfs se cargan en la memoria, el gestor de arranque le pasa el control del proceso de arranque al kernel.
Para obtener una visión más detallada sobre el gestor de arranque GRUB, consulte el Apéndice E, El gestor de arranque GRUB.


[15] GRUB lee los sistemas de archivo ext3 y ext4 como ext2, sin importar el archivo de diario.