Apéndice C. Entendiendo LVM

Las particiones LVM (Administrador de volumen lógico), ofrecen una cantidad de ventajas sobre las particiones estándar. Las particiones LVM están formateadas como volúmenes físicos. Uno o más volúmenes físicos se combinan para formar un Grupo de volumen. Cada almacenamiento total de grupo de volumen se divide más tarde en uno o más volúmenes lógicos. Los volúmenes lógicos funcionan como las particiones estándar. Tienen un tipo de sistema de archivos, como xfs, y un punto de montaje.

Importante

En sistemas AMD64 e Intel 64 y servidores IBM Power Systems, el gestor de carga no puede leer volúmenes LVM. Usted debe crear una partición estándar que no sea del tipo LVM para su partición /boot.
IBM System z, el gestor de arranque zipl soporta /boot en volúmenes lógicos LVM con asignación lineal.
Por defecto, el proceso de instalación siempre crea / y particiones swap dentro de volúmenes LVM, con una partición /boot independiente.
Para entender mejor LVM, imagine el volumen físico como una pila de bloques. Un bloque es una unidad de almacenamiento utilizada para almacenar datos. Varias pilas de bloques se pueden combinar para construir una pila más grande, de la misma forma que los volúmenes físicos se pueden combinar para crear un grupo de volúmenes. La pila resultante puede ser subdividida en pedazos más pequeños de tamaño arbitrario, al igual que un grupo de volumen se puede repartir en varios volúmenes lógicos.
Un administrador puede agrandar o reducir los volúmenes lógicos sin destruir datos, a diferencia de las particiones de disco estándares. Si los volúmenes físicos en un grupo de volumen son discos separados o matrices RAID, entonces los administradores también podrán extender un volumen lógico entre los dispositivos de almacenamiento.
Puede perder datos si intenta reducir un volumen lógico a una capacidad inferior a la que requieren los datos en el volumen. Para garantizar la máxima flexibilidad, cree volúmenes lógicos que satisfagan las necesidades actuales, y deje sin asignar el espacio de almacenamiento restante. Puede aumentar de una forma segura los volúmenes lógicos para usar espacio sin asignar, a medida que lo dicten sus necesidades.