1.2. Fundamentos de administración de energía

La administración de energía efectiva se construye sobre los siguiente principios:
Una CPU inactiva solo debe despertarse cuando sea necesario

El kernel de Red Hat Enterprise Linux 5, utilizaba un temporizador periódico para cada CPU. Dicho temporizador evita que la CPU quede en realidad inactiva (lo cual sucede cada pocos milisegundos, según la configuración), independientemente de si se está ejecutando algún proceso o no. Una gran parte de la administración de energía efectiva implica la reducción de la frecuencia en la cual se crean los despertadores de CPU.

Debido a lo anterior, el kernel de Linux en Red Hat Enterprise Linux 6 elimina el temporizador periódico: como resultado, el estado de inactividad de una CPU es ahora sin_intervalo. Así, se evita el consumo de energía innecesario de la CPU cuando está inactiva. No obstante, los beneficios de esta función se pueden alterar si el sistema tiene aplicaciones que crean eventos de temporizador innecesarios. Los eventos de polling (tales como los controles de cambios de volumen, movimiento del ratón o similares) son ejemplos de dichos eventos.
Red Hat Enterprise Linux 5 incluye herramientas con las cuales se pueden identificar aplicaciones audit en la base del uso de su CPU. Consulte el Capítulo 2, Herramientas de administración y auditoría de energía para obtener mayor información.
Hardware y dispositivos no utilizados deben desactivarse completamente.

Esto es cierto especialmente para dispositivos que tienen partes móviles (tales como los discos duros). Además, algunas aplicaciones pueden dejar un dispositivo sin utilizar pero habilitado "abierto"; cuando esto se presenta, el kernel asume que el dispositivo está en uso, lo que puede impedir que el dispositivo entre en un estado de ahorro de energía.

Actividad baja debe traducirse en bajo vataje

Sin embargo, en muchos casos esto depende de un hardware moderno y de una configuración de BIOS correcta. Los componentes viejos del sistema, por lo general, no soportan las nuevas funciones que ahora podemos soportar en Red Hat Enterprise Linux 6. Asegúrese de utilizar el firmware oficial más reciente para sus sistemas y que estén habilitadas en la administración de energía o secciones de configuración de dispositivo de BIOS. Algunas funciones que se deben buscar son:

  • SpeedStep
  • PowerNow!
  • Cool'n'Quiet
  • ACPI (C state)
  • Smart
Si su hardware soporta estas funciones y están habilitadas en el BIOS, Red Hat Enterprise Linux 6 las utilizará como predeterminadas.
Formas diferentes de estados de CPU y sus efectos

Las CPU modernas junto con la Configuración avanzada e Interfaz de Energía (ACPI) proporcionan diferentes estados de energía. Los tres estados diferentes son:

  • Dormido (Estados-C)
  • Frecuencia (estados-P)
  • La salida de calor (estados-T o "thermal states")
Una CPU que se ejecute en el estado dormido más bajo posible, consumirá la menor cantidad de vatios, pero también utilizará más tiempo para despertarse de su estado cuando se necesite. En varios casos esto conlleva a que la CPU tenga que despertarse al poco tiempo de quedarse dormida. Esta situación produce una CPU ocupada permanentemente y pierde parte de su potencial energético si otro estado había sido utilizado.
Una máquina apagada utiliza la menor cantidad de energía

Obviamente, apagar los sistemas es una de las mejores formas de ahorrar energía. Por ejemplo, su compañía puede desarrollar una cultura corporativa enfocada a una conciencia de tecnología informática "verde" con una línea directriz para apagar las máquinas durante las horas de almuerzo, receso, o cuando termina la jornada laboral. También se podrían consolidar varios servidores físicos en un servidor más grande y virtualizarlos mediante la tecnología de virtualización que distribuimos con Red Hat Enterprise Linux 6.