7.3.2. Sistema de archivos XFS

XFS es un sistema de archivos de diario robusto y de alta escalabilidad de 64 bits. Este sistemas se basa totalmente en la extensión, por lo tanto soporta grandes archivos y sistemas de archivos muy grandes. El número de archivos que pueden contener un sistema XFS está limitado únicamente por el espacio disponible en el sistema de archivos.
XFS soporta diarios de metadatos, lo cual facilita la recuperación rápida de caídas. Los sistemas de archivos XFS también pueden desfragmentarse y expandirse mientras estén montados y activos. Además, Red Hat Enterprise Linux 6 soporta copia de seguridad y restaura herramientas específicas para XFS.
XFS usa asignación de extensión y presenta un números de esquemas de asignación tales como asignación y pre-asignación explícita. La asignación explícita proporciona un método más compacto y método eficiente para rastrear el espacio utilizado en un sistema de archivos, y mejora el rendimiento de grandes archivos al reducir la fragmentación y el espacio consumido por metadatos. La asignación retardada aumenta la posibilidad de que un archivo sea escrito en un grupo contiguo de bloques, que reduce la fragmentación y mejora el rendimiento. La pre-asignación sirve para evitar la fragmentación totalmente en los casos en que la aplicación conoce la cantidad necesaria para escribir en tiempo anticipado.
XFS proporciona excelente estabilidad de escalabilidad de E/S mediante árboles-b para indexar todos los datos y metadatos de usuarios. El conteo de objetos aumenta a medida que las operaciones heredan las características de escalabilidad logarítmica de árboles-b subyacentes. Algunas de las opciones de ajuste que XFS proporciona en tiempo mkfs varían la anchura de los árboles-b, lo cual cambia las características de escalabilidad de diferentes subsistemas.

7.3.2.1. Ajuste básico para XFS

En general, las opciones de formato XFS y de montaje son óptimas para la mayoría de las cargas de trabajo; Red Hat recomienda utilizar los valores predeterminados, a menos que se hagan cambios de configuración específicos para beneficiar la carga de trabajo del sistema de archivos. Si el RAID de software está en uso, el comando mkfs.xfs se configurará automáticamente con la unidad de banda correcta para alinearse con el hardware. Este proceso debe ser configurado de forma manual si el RAID de hardware está en uso.
La opción de montaje inode64 se recomienda altamente para sistemas de archivos, excepto cuando el sistema de archivos es exportado mediante NFS y los clientes NFS de legado de 32 bits requieren acceder al sistema de archivos.
La opción de montaje logbsize es la recomendad para los sistemas de archivos que son modificados con frecuencia o en ráfagas. El valor predeterminado es MAX (32 KB, unidad de bandas de registro), y el tamaño máximo es 256 KB. Para sistemas de archivos que sufren modificaciones profundas, se recomienda un valor de 256 KB .