Capítulo 2. Componentes de LVM

Este capítulo describe los componentes de un volumen lógico LVM.

2.1. Volúmenes físicos

La unidad de almacenaje físico subyacente de un volumen lógico LVM es un dispositivo de bloque como una partición o un disco completo. Para utilizar el dispositivo para un volumen lógico LVM, el dispositivo debe ser inicializado como volumen físico. Al inicializar un dispositivo de bloque como volumen físico, se asigna una etiqueta cerca del inicio del dispositivo.
Por defecto, la etiqueta LVM se ubica en el segundo sector de 512-bytes. Puede sobrescribir este valor predeterminado colocando la etiqueta en cualquiera de los primeros cuatro sectores. Esto permite que los volúmenes lógicos LVM puedan co-existir con otros usuarios de estos sectores de ser necesario.
Una etiqueta LVM proporciona una correcta identificación y ordenamiento del dispositivo para un dispositivo físico, ya que los dispositivos pueden iniciarse en cualquier orden cuando el sistema sea iniciado. Una etiqueta LVM es persistente a lo largo del cluster y entre reinicios.
La etiqueta LVM identifica el dispositivo como un volumen físico LVM. Contiene un número de identificación único (UUID) para el volumen físico. También almacena el tamaño del dispositivo de bloque en bytes y guarda información de dónde los metadatos LVM serán almacenados en el dispositivo.
Los metadatos de LVM contienen los detalles de configuración del grupo de volúmenes LVM en su sistema. Por defecto, una copia idéntica de los metadatos se mantiene en cada área de metadatos en cada volumen físico con el grupo de volúmenes. Los metadatos LVM son pequeños y se almacenan como ASCII.
En la actualidad, LVM permite almacenar 0, 1 o 2 copias idénticas de los metadatos en cada volumen físico. Por defecto se guarda una copia. No se puede cambiar el número de copias de los metadatos en el volumen físico una vez configurado. La primera copia se almacena al principio del dispositivo, poco después de la etiqueta. Si hay una segunda copia, se almacenará al final del dispositivo. Si por accidente sobrescribe la primera parte del dispositivo, la copia de los metadatos al final del dispositivo le permitirá recuperar los datos.
Para obtener mayor información sobre los metadatos de LVM y cómo cambiar sus parámetros, consulte el Apéndice D, Metadatos del grupo de volúmenes LVM.

2.1.1. Distribución de un volumen físico LVM

Figura 2.1, “Distribución de un volumen físico” muestra la distribución de un volumen físico LVM. La etiqueta LVM está en el segundo sector, seguido del área de metadatos, seguido de espacio a usar en el dispositivo.

Nota

En el kernel de Linux (y a lo largo de esta documentación), los sectores tienen 512 bytes.
Distribución de un volumen físico

Figura 2.1. Distribución de un volumen físico

2.1.2. Múltiples particiones en un disco

LVM le permite crear volúmenes físicos de particiones de disco. Se recomienda crear una sola partición que cubra todo el disco para que sea etiquetada como volumen físico LVM. Las razones son las siguientes:
  • Conveniencia administrativa
    Es fácil controlar el hardware en un sistema si cada disco real solo aparece una vez. Esto es particularmente cierto cuando el disco falla. Además, varios volúmenes físicos en un solo disco pueden hacer que el kernel advierta que hay particiones desconocidas durante el arranque.
  • Rendimiento de entrelace
    LVM no puede saber si dos volúmenes físicos están en el mismo disco físico. Si crea un volumen lógico entrelazado cuando dos volúmenes físicos están en el mismo disco físico, los enlaces pueden estar en diferentes particiones del mismo disco. Esto llevará a un decremento en el rendimiento.
Aunque no es recomendable, hay situaciones específicas en donde se tendrá que dividir el disco en volúmenes físicos LVM separados. Por ejemplo, en un sistema con pocos discos puede llegar a ser necesario desplazar particiones cuando se migra un sistema existente a un volumen LVM. Por ejemplo, en un sistema con pocos discos puede llegar a ser necesario desplazar los datos entre particiones cuando se migra un sistema existente a volúmenes LVM. Además, si tiene un disco grande y desea tener más de un grupo de volúmenes será necesario particionar el disco. Si tiene un disco con más de una partición y ambas particiones están en el mismo grupo de volúmenes, tenga cuidado en especificar cuáles particiones deben ser incluidas en un volumen lógico cuando cree volúmenes entrelazados.