2.6. Copias de seguridad de sistema de archivos

Es importante hacer con regularidad copias de seguridad de su sistema de archivos GFS2 en caso de emergencia, independiente del tamaño de su sistema de archivos. Muchos administradores de sistemas se sienten seguros porque están protegidos por RAID, multirrutas, espejos, instantáneas, y otras formas de redundancia, pero no hay nada lo suficientemente seguro.
Puede ser un problema crear una copia de seguridad ya que el proceso de copia de un nodo o de una serie de nodos suele involucrar la lectura de todo el sistema de archivos en secuencia. Si esto se realiza desde un nodo único, ese nodo retendrá toda la información en la memoria cache hasta que otros nodos en el clúster empiecen a solicitar cerrojos. Si ejecuta este tipo de programa de copia de seguridad mientras el clúster se está ejecutando impactará negativamente el rendimiento.
Al abandonar la memoria cache una vez se termine el copiado, se reducirá el tiempo que los nodos requieren para recobrar la propiedad de sus cerrojos de clústeres o de cache. No obstante, esto no es lo ideal, puesto que otros nodos habrán detenido los datos que estaban guardando en cache antes de que el proceso de copiado de seguridad comenzara. Puede abandonar las cache mediante el siguiente comando después de que el copiado de seguridad se complete:
echo -n 3 > /proc/sys/vm/drop_caches
Es más rápido si cada nodo en el clúster respalda sus propios archivos para que la tarea se divida entre los nodos. Podría hacerlo con un script que usa el comando rsync en directorios de nodos específicos.
La mejor forma de hacer una copia de seguridad de GFS2 es mediante la creación de una instantánea de hardware en la SAN, presente la instantánea a otro sistema y cópiela allí. El sistema de respaldo deberá montar la instantánea con -o lockproto=lock_nolock ya que no estará en un clúster.